Go to ORIOL ESPINAL Projects Homepage
oriol espinal #Mares y jardines
back to #index
logo

A esa madre que nunca dio a luz #65

A Adelaida Espinal (1924-2018), in memóriam

Sumida en un regazo de blancura,

pisas decidida las tablas de tu último sueño.

En el jardín de tu mente desvencijada

se deja escuchar el goteo de la fuente,

cada día más lento, más resignado

a un final de partida, a una espera sin esperado.

A esta hora de la mañana tu vida es un teatro vacío,

una pira escénica donde chisporrotean los delirios.

No hay mar que se entregue al descanso

cuando en el universo cerebral eclosiona

—como una larva en carne descompuesta— el alma,

carnealma que en vida alcanzó a comprender

los ingenios sutiles y complejos,

sus formas delicadas, sus ritmos y patrones,

su elegancia, su luz, su luz,

ese fulgor que enjoya las sinergias  

y sofistica los laberintos del recuerdo,

esa belleza que en las auras de la bondad

se transmuta en matérico espíritu, en rosa mística,

en mar que fertiliza a esa madre que nunca dio a luz.

Barcelona, 9 de mayo de 2018