Go to ORIOL ESPINAL Projects Homepage
oriol espinal #Mares y jardines
back to #index
logo

Los árboles de mi guitarra #40

Zarzas mudas me brotan en las manos

cuando mis dedos dan voz a los árboles

de mi guitarra: cedro, palosanto

y ciprés, sicomoro y jacaranda,

son la carne real que se hace verbo y canto,

el tesoro sagrado del chamán

que desafió a la jungla y sus espíritus.

Al tocar su madera me hermano

con los que depredaron los bosques y los páramos

para trasladar el relámpago a la caverna

y plantar un laurel en los osarios.

 

En toda flauta y en toda guitarra

refulgen los estigmas de la profanación 

de las aves en celo y los árboles huecos.

Mas si canto y toco entre olivos y limoneros,

o bajo un dosel de camelias y madreselvas,

es para que la vida rinda tributo al muerto

que entre mis manos parece un cuerpo vivo,

con sus torpezas, fervores y silencios,

con sus tormentas, fulgores y sombras,

con sus tristezas, fabulaciones y secretos.

 

Yo moriré y otros dedos revivirán

el féretro sonoro de los árboles,

llenarán sus vacíos con rizomas ecoicos,

con golpeteos, silbos y tañidos

que no idearon los humanos

ni las manos del mono más despierto.

Barcelona, 8 de diciembre de 2017