Go to ORIOL ESPINAL Projects Homepage
oriol espinal #Mares y jardines
back to #index
logo

El jardín de mi último sueño #32

En el jardín de mi último sueño

la luz se liaba con la hiedra

y la hierba me laceraba los tobillos.

Todas las sombras eran iguales que mi sombra,

mi nueva sombra en fuga del fulgor

de mi cuerpo transfigurado.

El agua del estanque era un fósil

incrustado en la blonda del lodo;

el agua de la fuente, un medio arco

de acero indestinado y transparente.

En el rosal negras mariposas

viciaban el perfume y usurpaban los pétalos,

ahuyentando con su aleteo a la serpiente

que sorbía el rocío de una rosa caída en desgracia.

Yo no veía al jardinero ni a su mastín,

mas sí olía la pestilencia de sus heces

antes de observar el desastre que sus pisadas

habían obrado en el bancal de los portentos.

Rigiendo el caos sobre los milagros maltrechos,

yo escapaba del campo de batalla

ocultando en mi cabellera un relicario

vacío y el más bello de los lares.

En mi huida yo pisoteaba algunas pieles de animales,

esquirlas de sílex y cristales de cuarzo.

Muchos pasos más tarde,

encaramado en lo alto de un cerro,

yo miraba el jardín lejano y solo veía

una rosa monumental que ante el altar

de sus incendios trazaba el laberinto

inextricable de su rosa.

Hospital de Mataró - Barcelona, 1 de noviembre de 2017