Go to ORIOL ESPINAL Projects Homepage
oriol espinal #Mares y jardines
back to #index
logo

Vergeles recordados #19

A Tirso Catalán de Ocón

En la memoria los jardines huelen distinto,

recobran su alma perdida y adquieren nueva alma.

La luz mental que los riega es más poderosa

que el sol que antaño ungía arriates y parterres,

estanques y glorietas, porches y laberintos.

El verde de los setos y el rojo de las rosas

albergan voces, roces, resabios inefables

de una inocencia sana e impoluta.

El viento es solo brisa, apenas perceptible,

que traslada a mi rostro el olor rancio

que cubre las raíces del sauce y el magnolio.

Si me adentro en sus periferias de ortigas y zarzales

y me hermano con los insectos

y presento batalla a los arácnidos

y olisqueo los cardos y jazmines,

siento que el ritmo del jardín

pulsa al compás de mis latidos,

y si yo callo él se afirma en su vocerío,

y si canto, silbo o le hablo, su ser humanizado

me observa entre silencios prehumanos.

Revisitar vergeles recordados

nos religa a los días en que nuestros tallos y hojas,

nuestras flores y nuestra savia tejian y bordaban

un paraíso donde teníamos cabida,

donde algunos seguimos estando sin estar

tras dar muerte al arcángel del Señor.

Molino de Fernán Pérez, 26 de agosto de 2017